Préstamo para mi negocio

Préstamo para mi negocio

Cómo obtener un préstamo para mi negocio

Cuando el número de clientes empieza a aumentar y de pronto nos damos cuenta de que estamos llegando al límite de nuestra capacidad, y de que no contamos con el capital suficiente como para poder aumentarla, básicamente tenemos dos opciones: o dejamos de aceptar más pedidos o buscamos un préstamo.

Puede que la segunda opción implique cierto riesgo, pero si queremos aumentar nuestras ventas, evitar que nuestros clientes nos dejen y se vayan a la competencia y, en general, hacer crecer nuestro negocio, buscar un préstamo es el camino a tomar.

Para conseguir un préstamo lo primero que podemos hacer es acudir a familiares o amigos, los cuales podrían otorgárnoslo si son conscientes de nuestra capacidad y responsabilidad, con la ventaja de que, por lo general, no nos pedirán pagar intereses ni devolver el dinero tan prontamente.

Sin embargo, si nuestros familiares o amigos no nos pueden prestar el dinero que necesitamos para nuestro negocio, o simplemente no queremos incomodarnos, debemos acudir a un banco o entidad financiera.

Una vez que hayamos elegido un banco o entidad financiera, debemos hallar las cuotas que vamos a pagar cada mes por el préstamo adquirido (información que la institución financiera nos puede y debe brindar), y luego, teniendo en cuenta las proyecciones de ingresos y egresos de nuestro negocio, debemos evaluar si con los ingresos que vamos a generar, vamos a poder pagar las cuotas.

En caso de concluir que seremos capaces de poder pagar las cuotas, acudimos al banco o entidad financiera y solicitamos el préstamo, el cual nos será entregado luego de que nos evalúen.

El motivo de la evaluación básicamente será determinar si somos sujetos a crédito (si no estamos clasificados como clientes morosos), y si tenemos capacidad de endeudamiento (si estamos en condiciones de pagar la deuda).

Para ello, además de preguntarnos sobre nuestro negocio y sobre en qué vamos a emplear el dinero que necesitamos, el banco o entidad financiera podría solicitarnos lo siguiente:

  • estados financieros históricos y proyectados (especialmente el flujo de caja proyectado).
  • declaración de impuestos.
  • relación de principales clientes.
  • relación de principales proveedores.
  • garantías (si fuera el caso).
  • plan de negocios (si fuera el caso).

Finalmente, es cuestión de simplemente esperar a que el banco o entidad financiera nos evalúe y mida el riesgo de otorgarnos el préstamo y que, de acuerdo a ello, decida o no aprobarnos el crédito y entregarnos el dinero que necesitamos para nuestro negocio.

“Para evitar el riesgo que implica adquirir un préstamo en primer lugar debemos determinar a cuánto asciende el monto que vamos a necesitar, y luego, asegurarnos de que vamos a estar en condiciones de poder pagar la deuda” agregó Salomón Juan Marcos Villarreal presidente de Grupo Denim.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Empresa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s